.

"Llegó el tiempo de sincerar las variables" por Daniel Rosamilia

Ajustes de Resultados de Ejercicios Anteriores; el gran protagonista del último año. 


Técnicamente, cuando el Patrimonio inicial de un Ente no refleja la realidad, hay que recurrir a los Ajustes de Resultados de Ejercicios Anteriores; para, entre otras cosas, corregir errores u omisiones en los cuales se ha incurrido en la medición del Patrimonio del Ejercicio anterior o cuándo existe un cambio en el criterio contable para medir dicho Patrimonio (homogeneidad en la medición). Eso dicen las normas; eso sucedió.

Los grandes protagonistas de los actuales Estados Contables del Club Atlético River Plate, Asociación Civil, al 31/08/2014, son, valga de rudundancia,  los “Ajustes de Resultados de ejercicios Anteriores” - pérdida-  por casi $ 164 millones, por corrección del Patrimonio al inicio -$ 60 millones corresponden al ejercicio 2013 y $ 104 millones a ejercicios anteriores al 2013 -.  Esto, sumado al déficit anual real  (sincerado) del ejercicio 2013 por $ 120 millones (pérdida), originan que el Patrimonio de la Institución sea negativo en $ 111 millones al 2013 y $ 200 millones al 2014 (esto es, los pasivos son mayores que los activos).

Aquellos que han seguido mis posts (@danielrosamilia) o artículos, durante 2012 y 2013, recordarán que en aquel momento mencionábamos o anticipábamos las causas por las cuales hoy día pagamos y son el fiel reflejo del presente balance (sinceramiento del Patrimonio Neto al inicio), a saber:


  • Revalorización falaz de jugadores profesionales (para incrementar el activo con contrapartida en resultado positivo). Esta mecánica había motivado una denuncia de un grupo de socios, por la cual la Inspección General de Justicia, con fecha 30/12/2013, por Resolución Nro. 1537/13, impugnó el balance correspondiente al período 2012.
  • Pasivos ocultos o subvaluados  y gastos sin sustento (lo primero origina un defecto en previsiones – menos pasivo, menos pérdida supuesta -;  lo segundo origina posibles implicancias impositivas). Por todo ello, existe una querella “defraudación por administración fraudulenta” Expediente 23054/14 en el Juzgado Nacional de Primera Instancia en lo Criminal de Instrucción Nro.28.
  • Ingresos reconocidos contablemente sin sustento (más activo ficticio, más resultado positivo).
  • Déficit operativo mensual del orden de los $ 10 o $ 12 millones, dependiendo el período de medición.
  • Ingresos futuros consumidos. A modo de ejemplo, durante el 2014 no se ha recibido importe alguno en concepto de derechos de TV, ya que la AFA había anticipado en ejercicios anteriores  el monto correspondiente al 2014 (en este punto se hace referencia al ingreso o no del dinero – financiero -; en lo económico, se hicieron los devengamientos correspondientes al 2014). 


Asimismo, al 2014, el Pasivo del Club, se ve influenciado (aumentado) en $ 158 millones por el mismo concepto; esto es: son obligaciones cobradas por adelantado en ejercicios anteriores que no suponen erogación futura de dinero; son anticipos recibidos que recién podrán ser imputados a resultados en la medida que se devengan a través del tiempo.

En base a todo ello, nos encontramos al 31/08/2014 con la siguiente foto, de lo que a mi juicio, son los cuatro elementos clave:


  • Total del Pasivo: $ 654 millones De corto plazo: $ 479 millones; largo plazo $ 175 millones. Representa un aumento de $ 162 millones respecto al ejercicio 2013 básicamente por lo detallado anteriormente sobre el sinceramiento de las cifras y por la publicidad o concesiones cobradas por adelantado (no implican erogación monetaria a futuro). Solo $ 152 millones de obligaciones cobradas por adelantado, explican casi la totalidad del incremento del pasivo.
  • Patrimonio Neto: $ (200) millones, negativo. Por la misma razón descripta anteriormente (sinceramiento del Patrimonio Neto al inicio).
  • Déficit del Ejercicio 2014: $ 89 millones, lo que representa una baja de $ 31 millones respecto al año anterior. Es importante destacar que el déficit operativo mensual 2014, antes de financiación, se ubica en torno a los $ 3,8 millones ($ 46 millones para el total del ejercicio 2014).
  • Incremento sustancial de los ingresos totales, pasando de los $ 332 millones a los $ 502 millones (+51%). 

Sincerar las variables no ha sido gratuito. El cuadro de situación o “foto” al 31/08/2014 es complejo y delicado, por efecto del impacto de las variables detalladas.  

A futuro nos quedan elementos esperanzadores tales como: el importante incremento en los ingresos, para bajar el déficit operativo,  generar flujo de fondos genuino y que el ratio deuda/ingresos siga bajando (pasamos de un ratio de 1,49 del 2013 a uno de 1,30 al 2014 – esto significa que debemos 1,3 veces nuestros ingresos, o sea, generamos más para el repago de deuda). Otro aspecto no contemplado en el presente balance (las  normas contables lo impiden, de lo contrario incurriríamos en el mismo error que años anteriores) es la diferencia que existe entre el real valor de mercado de nuestro plantel profesional (no sabemos a ciencia cierta cuánto es) y su valor contabilizado ($ 137 millones). Ese mayor valor hipotético que tiene el actual plantel - que no se encuentra reflejado en nuestro activo - se irá materializando y contabilizando en el tiempo, a través de ventas futuras, mejorando notablemente los ingresos con contrapartida en ganancias.

La senda de triunfos deportivos ya comenzó. En lo económico y financiero estamos frente a un punto de inflexión, con desafíos trascendentales. Ese, también es un campeonato: el económico. 

El mismo que en el pasado nos dijeron “lo ganamos” y lo habíamos perdido por goleada.

Salud y buena vibra para todos; por un 2015 lleno de victorias y…., que viva el fútbol Pisculichi!

Notas Relacionadas

Opinion 5728775907025837380

¿Quién debería llevar la 10?

Recibí las noticias en tu mail

item