.

Resultado positivo: Atl. Nacional 1 - 1 River

River empató 1 a 1 con Atlético Nacional de Medellín en la primera final de la Copa Total Sudamericana 2014. Con goles de Berrío y Pisculichi, el millonario se trajo un buen resultado y define el título en el Monumental ante su gente.


Final Copa Sudamericana 2014
Foto: Diario Popular
River no tuvo un partido fácil, le costó afianzarse y encontrarle la vuelta. Literalmente, 45 minutos tardó en acomodarse. Un primer tiempo pésimo del equipo de Marcelo Gallardo, al millo se lo notó nervioso, impreciso, desordenado y errático. Un Teo desconocido no aguantó la marca, Mora totalmente intrascendente y Sanchez junto con Rojas estaban perdidos en la mitad de la cancha. Vangioni fue de los más flojo del millo, ya que las veces que llegó con claridad Atlético Nacional, fue por su sector.

Hasta que a los 34 minutos del primer tiempo, una gran asistencia a la espalda de Funes Mori dejó solo frente al arco a Orlando Berrío quien, con un excelente derechazo, la mandó a guardar al segundo palo, nada tuvo para hacer Marcelo Barovero. El muñeco Gallardo se mostró muy molesto y disconforme con el rendimiento de su equipo, desde el partido por la primer fecha del campeonato local frente a Gimnasia que no se lo veía tan fastidioso.

Pero este River demuestra que todo lo puede. Las indicaciones de Gallardo en el entretiempo lograron que el millonario salga decidido a buscar el empate, el verdolaga se quedó replegado en la defensa y la banda se reencontró con la pelota de la mano de un Pisculichi nuevamente inspirado. El equipo entero levantó su nivel y, con un susto tras una mala salida de Barovero en un corner y un cabezazo en el travesaño, encontró su lugar en el campo de juego y logró desplegar su fútbol.

Fue así que de tanto ir, a los 20 minutos del segundo tiempo, Gutiérrez aguantó muy bien una pelota, descargó para Piscu quien, sacándose de manera impecable la marca, desenvainó un disparo violento y difícil que se escurrió por las manos del argentino Franco Armani y desató la locura de la delegación millonaria.

River siguió manteniendo su hegemonía con la pelota, pudo haberlo ganado con un cabezazo de Funes Mori que sale apenas desviado y en un contra ataque a manos de Cavenaghi quien no pudo entregar un pase preciso para Teo que estaba solo en el segundo palo. Con el ingreso de Kranevitter por Pisculichi, el millonario pudo neutralizar los ataques de Nacional, quien ya agredía desordenado y mal parado.

En resumen, un pésimo primer tiempo, remediado con una gran segunda parte hicieron que River se traiga un gran resultado de un estadio difícil. Al igual que en la semifinal, el millonario debe ganar pero esta vez para dar la vuelta delante de su gente.

Notas Relacionadas

vsatleticonacional 2770495820121638752

¿Quién debería llevar la 10?

Recibí las noticias en tu mail

item