.

River ganó 1 a 0, pero no alcanzó para otra alegría

Enfrentó a Quilmes por la última fecha del torneo local, en el partido postergado por pedido del club ya que debía jugar la final de la Copa Sudamericana. 



Foto: DYN

Con un cambio de último momento, River visitó a Quilmes en el final del torneo. Mercado sufrió una lesión durante el calentamiento previo y Marcelo Gallardo eligió a Augusto Solari para reemplazarlo.

En el comienzo, los de Núñez salieron a buscar el partido, aunque no se vio el nivel que el equipo mostró en la mayoría de los encuentros de este semestre. Leonardo Pisculichi siguió demostrando su buena pegada con un centro para Ramiro Funes Mori, que pegó en el palo. Leonel Vangioni también intentó un remate que atajó el arquero Walter Benítez.

River avanzaba tratando de encontrar los espacios para convertir el gol que le diese alguna esperanza de lograr el campeonato, a la espera del resultado del partido entre Racing y Godoy Cruz. A pesar de que el primer tiempo fue de River en la posesión del balón, Solari, quien vio la amarilla a los casi 30 minutos, y Carlos Sánchez tuvieron un flojo desempeño.

El segundo tiempo empezó sin cambios. A poco de comenzar, Marcelo Barovero salvó al Millonario y Quilmes ya mostraba otra actitud en el ataque. Fueron algunos minutos de desconcierto en los que River no lograba mantener el dominio, quizás producto de que a los pocos minutos de iniciado el segundo tiempo llegaban malas noticias desde Avellaneda, Racing ya ganaba 1 a 0. A los 18 minutos el Muñeco realizó el primer cambio: entró Sebastián Driussi por Solari, sumando una variante más en la ofensiva. De una jugada colectiva, entre Vangioni, Fernando Cavenaghi y Rodrigo Mora, quien remata al arco, el defensor de Quilmes salva sobre la línea lo que fue la llegada más clara del Millonario. El dominio del partido volvió a manos de River. A los 24 minutos, ingresó Giovanni Simeone por el “Torito”.

Ya rondando los 30 minutos del ST, River se empezó a ordenar un poco en ataque y otra vez estuvo cerca del gol cuando Pisculichi pisó la pelota y desde afuera del área remató al arco un tiro que pasó cerca del palo derecho del arquero. Para mantener viva la ilusión llegó el gol de Sánchez. En una escalada por el sector derecho y de un zurdazo, el uruguayo abrió el marcador, luego de recibir un cambio de frente de Leonardo Ponzio, de buen desempeño. Sirvió para darle un poco de tranquilidad al equipo, porque Racing estaba ganando su partido. En lo que quedaba del encuentro, River no pasó zozobras en defensa, donde otra vez tuvo una destacada labor el joven central Germán Pezzella.

El encuentro en cancha de Quilmes no pudo completarse. Se detuvo a los 42 minutos por incidentes causados por la hinchada local, y el árbitro Lousteau determinó su suspensión ante la falta de seguridad para que el partido se desarrolle con normalidad.

Notas Relacionadas

vsquilmes 8335650801192884385

¿Quién debería llevar la 10?

Recibí las noticias en tu mail

item