.

"River debe profesionalizar pero también innovar" por Augusto Erbin


Profesionalizar es el norte. Así parece haberlo asumido la directiva actual que ha empezado a mover algunas fichas importantes en cuanto a lo referente a lograr una agilización de la gestión institucional.

Las contrataciones de perfiles técnicos orientados a la gestión en áreas sensibles y estratégicas del Club parece ser un camino inevitable para lograr que River pueda transformar su enorme estructura -lenta y burocrática- en una más ligera y efectiva. El fin pareciera ser el de poner objetivos que puedan ser monitoreados, mensurados y alcanzados en un período determinado.

En las últimas semanas nos enteramos de la incorporación de diferentes perfiles que buscan agilizar la gestión como el caso de Santiago Traynor al frente de la Gerencia de Marketing y Gustavo Silikovich en la Gerencia General.

La incorporación de perfiles profesionales capacitados en alta gerencia y con un background curricular que les permita tomar las riendas de los diferentes Departamentos del Club, es una señal del River que se viene a nivel institucional.

La profesionalización de la gestión era una gran deuda y los cambios en este sentido podrían permitirle a River moverse hacia un camino de enormes expectativas a nivel “branding” para buscar adentrarse inclusive en nuevos mercados jamás explotados.

La proyección, tanto nacional como global, que podría tener River si se trabaja seriamente, podría generar un cambio cultural histórico. Es que los modelos de gestión de los clubes de fútbol han cambiado mucho en los últimos años, y sin dudas venimos de tener una directiva que atrasó una década, cerrándose en sí mismo, y sin utilizar múltiples herramientas que hoy disponen las gestiones modernas.

Ahora llegó el momento de empezar a abrirse hacia el mundo, y generar vínculos sociales y humanos, comerciales y deportivos que logren una mejor sinergia para un club como River que debe estar en los primeros planos del fútbol mundial.

Esta semana se anunció la presentación de Matías Baretta como Gerente de Prensa de River, lo cual significa un nuevo acierto debido al perfil profesional de Baretta quien se desempeñaba como Coordinador de Medios Audiovisuales hasta hace poco. Formó parte de la campaña de D´Onofrio Presidente ingresando de la mano de la dupla Patanian-Ballotta (desde antes de unirse con D´Onofrio).

Pero Baretta se hizo conocido por ser quien ideó el video motivacional que vieron los jugadores antes del Superclásico del campeonato pasado en la Bombonera. No es para menos que quien tan bien supo interpretar y comunicar la importancia de ese instante, emocionando tanto a hinchas, dirigentes, jugadores como al mismo Ramón Díaz; hoy sea quien tiene este nuevo desafío a cargo de la Gerencia de Prensa del Club.

Esta decisión parece ir en busca del reposicionamiento de la marca River en la cual se viene trabajando desde diferentes áreas en forma coordinada (marketing, prensa, RRPP). La delicada articulación que demandará este proceso, para transformar una marca local en un negocio global, exige una toma de decisiones sobre áreas estratégicas que deben contar con referentes que sepan moverse hábilmente. La elección de Baretta está en ese camino sin dudas.

Todas estas son elecciones de perfiles profesionales necesarios para comenzar a lograr un cambio en River. Entiendo que lograr un Club con mayor eficiencia operativa parece ser el objetivo de dichas decisiones. Por ahora sólo tiene en cuenta el tope de los Departamentos, o de las pirámides que estos representan. Sin embargo resulta necesario sumar al resto de la estructura organizacional para que el cambio de la gestión alcance a toda la institución.

El área que podríamos sumar a dicha articulación estratégica, podría ser el de las TICs. Pensar en un River más 2.0; ¿cómo podríamos imaginar un Club con una cultura más “hacia afuera”? ¿Se puede pensar en un Club abierto a la participación activa de Socios? ¿Se puede pensar en una diagramación que aliente el enfoque de gobierno abierto impulsando ejes de transparencia, colaboración y participación? 

En la actualidad un modelo de gestión de club de fútbol no puede pensarse a sí mismo sin el complemento tecnológico para casi todo lo que realiza. El proceso de transformación que generaron las TICs (Tecnologías de la Información y Comunicación) en los últimos años y que adoptaron los socios de a pie, cambió las costumbres diarias y modificó profundamente los hábitos sociales. Estamos ante generaciones de socios que literalmente se vieron modificados transversalmente por la tecnología, y muchos jóvenes que nacieron con ella. Articular las TICs a la gestión podría ser de gran beneficio para todos, directiva y socios.  

Pero la denominación 2.0 no se circunscribe a lo tecnológico solamente, sino que funciona dialécticamente para referir también a apertura de la gestión. La tecnología en sí misma no resuelve nada si no se profundizan cambios en los procesos internos del Club. Para dar el siguiente paso a la profesionalización la clave es INNOVAR.

Hay que innovar en los procesos para alentar una nueva cultura institucional incorporando al personal (interno) y a los Socios (externo) a ser parte de dicho cambio.

Pensar un club con cambios en sus procesos internos organizacionales para lograr un River más eficiente en lo operativo es, sin dudas, el paso a seguir. El dilema es cómo hacerlo incluyendo a toda su estructura.


Por Augusto Erbin

Notas Relacionadas

Ultimo 5823281270403147386

¿Quién debería llevar la 10?

Recibí las noticias en tu mail

item