.

Fuego cruzado

Debido a la aberración sucedida ayer por la tarde en la confitería del Monumental, Rodolfo D'Onofrio y Jorge Capitanich, han hablado en los medios. Al parecer, se reparten culpas por lo sucedido.


Foto: Paladar Millonario
Por la tarde del martes, se vivía una jornada más en la confitería del club. Palpitando ya lo que es el cruce final frente a Boca el jueves en el Monumental, sólo debería hablarse de fútbol. Pero una vez más, la violencia se hizo presente por culpa de las barras bravas que se disputan el poder y los negocios de la Sívori Alta. Un grupo de 100 malechores, identificados con la facción disidente, irrumpieron en la confitería causando destrozos y varios heridos, entre ellos algunos miembros de la facción oficial.

El presidente de River y el Jefe de Gabinete, salieron al cruce a través de los medios, tratando de aclarar algo que es por demás oscuro. Este último, al ser consultado por el tema dijo: "Hay responsabilidad de las autoridades de la institución primero por facilitar el acceso, segundo por los sistemas de control y circulación interna, tercero por la identificación de la identidad (de los acusados) y cuarto porque son ellos mismos los que deben propiciar la denuncia para condenar los hechos de manera explícita". Obviamente, sin tener una mínima idea del operar diario que mantiene el club, ya que los días de semana reina la paz junto con las más de 60 actividades que tiene River.

Por su lado, D'Onofrio, alegó "tener todo filmado" pero pese a eso "es imposible pararlos. La fuerza de seguridad no puede parar más de 100 personas." Sin quedarse callado ante la acusación de Capitanich, el mandatario millonario (en comunicación con TN Noticias) afirmó: "Les digo a los políticos que sean sinceros y no den vuelta la cara: esta gente tiene mucho que ver con ellos."

También, el máximo representante político del Más Grande, asumió su error al no suspender a aquellos socios miembros de la barra brava, que poseen el derecho de admisión: "Les pusimos el derecho de admisión, deberíamos suspenderlos como socios también. Cometimos un error y lo asumo: no haber suspendido como socios a los que les pusimos el derecho de admisión. No se puede suspender a ningún socio si no hay pruebas porque si no es discriminatorio, ayer hubo cámaras."

River ya realizó la denuncia correspondiente y ocupará el rol de querellante ante la justicia. Pero el objetivo principal aparte de que los responsables del hecho queden presos, debería ser que esto no se vuelva a repetir. Ya que el único perjudicado en toda esta situación es el club y el socio.

Notas Relacionadas

Ultimo 480220972441663090

¿Quién debería llevar la 10?

Recibí las noticias en tu mail

item