.

Invicto anual contra el rival de toda la vida

Con el triunfo por 1 a 0, River cerró el año sin perder contra Boca en los ocho partidos que lo enfrentó en este 2014.


Cuando los de Núñez se coronaron campeón de la mano de Ramón Díaz se instauró el lema “River vuelve a ser River”. Pero eso no solo significaba salir campeón y jugar bien, sino que también, entre otras cosas,  era volver a las épocas en la que los clásicos se los llevaba La Banda. Es que la victoria épica de esta noche cerró la serie de ocho partidos contra los de la ribera de dejando un saldo positivo para el millonario con 4 victorias y 4 empates. Recapitulemos.

En el primer choque, en Mar del Plata, igualaron 1 a 1; Sánchez Miño abrió el marcador de tiro libre y, luego, marcó Jonathan Maidana;.  River busco ser el protagonista, pero los Xeneizes dejaron una mejor imagen.

En Córdoba, la fiesta la puso El más grande. Se impuso 2 a 0, con goles de  Manu Lanzini y  “El Rayo” Menseguez, ambos tantos en el primer tiempo. En esa calurosa noche tuvo ratos de buen fútbol que hacían imaginar lo que luego sucedería con este equipo.

En Mendoza, River se adueñó del verano. El conjunto de Ramón Díaz venció por 2 a 1 y terminó invicto la serie de clásicos de pretemporada. Abrió la cuenta Gabriel Mercado, en complicidad con Orión, aunque rápidamente Barovero permitió el empate transitorio de Daniel Díaz. En el complemento, Teófilo Gutiérrez sentenció la victoria.

El cuarto encuentro, el recordado “Ramirazo” le dio la victoria al millo por 2 a 1 sobre la hora y rompiendo el maleficio de los 10 años sin ganar en la Bombonera. El primero lo hizo Manuel Lanzini, mientras que Riquelme le dio el empate transitorio a Boca de tiro libre.

En México la historia seria igual. El equipo que venía de ser campeón, ya sin Ramón en el banco y con la dirección técnica interina de Gustavo Zapata, se llevó el partido en los penales por 4 a 2, luego de empatar 1 a 1 en los 90 con goles del Keko Villalba y Claudio Riaño.  

El duelo de local por el Torneo Transición, fue un pésimo 1 a 1. En un encuentro desvirtuado por la lluvia; en el que River lo empató con gol de  German Pezzella, luego de que Lisandro Magallan abriera el marcador para los de la ribera y Rodrigo Mora errara un penal.

En el partido de ida de la Copa Sudamericana, disputado en la Bombonera, se vio un malísimo un 0 a 0, en el que se destacó la garra del Millonario, aunque con 7 tarjetas amarillas, y unos pocos tiros al arco. Por último, en esta noche River se impuso 1 a 0 y se clasificó para la final del torneo continental. Así cerró un año impecable en cuanto a clásicos se refiere.
 


Notas Relacionadas

Ultimo 7009427783364832967

¿Quién debería llevar la 10?

Recibí las noticias en tu mail

item