.

Otra muestra de carácter, esta vez sin tanto fútbol

River volvió a dar vuelta el resultado, siendo ocho los encuentros en los cuales el Millonario iba en desventaja. Aunque de todas ellas, la de hoy fue la menos lúcida y en la cual se vio más de la garra y el oportunismo que del juego que nos tiene acostumbrados este equipo comandado por Gallardo.

Foto: ole.com.ar
Parece invencible. Sufrió situaciones adversas en varios cotejos y sin embargo el River del Muñeco logra dar vuelta la historia. En la mayoría de las veces con buen fútbol, otras tantas con oportunismo e inclusive con una cuota de suerte.

Hoy por la Copa Sudamericana, si bien comenzó ganando al minuto con el gol de Teo Gutiérrez, Estudiantes se lo dio vuelta en el peor partido de local de River en lo que va de la era Gallardo. El pincha le generó muchas situaciones, exigió a Barovero y le quitó la tenencia del balón, algo que a River le duele y mucho.

Las apariciones primero de Mora para empatar y luego de Funes Mori para darle cifras definitivas a la serie y meter al equipo en semi finales, no fueron  las priemras imagenes del equipo revirtiendo el tanteador.

Con la noche de hoy, fueron ocho los partidos en los cuales River se sobrepuso al adversario y logró por lo menos no terminar perdiendo, motivo por el cual el conjunto de Núñez ya lleva 30 partidos invicto.

En la fecha 5 del torneo de transición, River visitaba al San Lorenzo campeón de América. Los de Bauza arrancaron ganando, pero River con buen fútbol dio vuelta el partido y se lo llevó 3 a 1.

Dos fechas siguientes, la séptima ante Arsenal, el segundo tiempo encontró a River en desventaja, sin embargo pudo empatarlo y llevarse un punto importante del viaducto de Sarandí.

Nuevamente de visitante, esta vez por la fecha 9 ante Lanús, Acosta abrió la cuenta para el Granate, pero en la etapa complementaria Teo sacó un gol de la galera que significó la igualdad, en un partido que River pegó un par de tiros en los palos y que mereció ganar.

En la décima fecha, Boca vino al Monumental en un domingo de diluvio. Magallán dio el golpe, pero Pezzella salvó a River y el clásico terminó empatado.

Tres fechas más adelante, en la 13, River visitó a Rafaela que le jugó un gran primer tiempo y que terminó llevándoselo por 1 a 0. Sin embargo, gracias a una delicia de Pisculichi de tiro libre, la Banda primero empató y luego se lo ganó, producto del oportunismo de Rojas. Después el equipo despilfarró varias oportunidades.

Frente a Libertad, por la Sudamericana y en condición de visitante, River ganó 3 a 1 después de ir cayendo 1 a 0 y de haber sufrido un penal en contra que López se encargó de tirar a afuera.

Y para finalizar, en la serie de cuartos de final del mismo torneo contiental, ante Estudiantes, River pudo sobreponerse tanto en la ida como en la vuelta: el primer cotejo en la Plata tuvo un mal primer tiempo del Millo, que por un error de Funes Mori se fue al vestuario perdiendo 1 a 0. En el segundo tiempo, con fútbol lo dio vuelta: primero Rodrigo Mora y luego Shunke en contra.

Esta noche, al minuto Teo nos decía que la cosa estaba casi cerrada, pero en el peor partido de local del equipo Vera y Carrillo pusieron al frente al Pincha. Sin embargo, la pelota parada volvió a ser un arma letal en favor del equipo: la pegada de Pisculichi y los cabezazos de Mora y Funes Mori sellaron una ardua clasificación y alargaron el invicto. Un equipo con todos los condimentos: fútbol, carácter, contundencia, suerte y fortaleza mental.

Notas Relacionadas

Ultimo 2511779777814352954

¿Quién debería llevar la 10?

Recibí las noticias en tu mail

item