.

"Un año de transición" por Pablo Sciolla


De los temas de la orden del día, fueron puestos a consideración la aprobación de las gestiones de Passarella del 1 de Septiembre al 17 de Diciembre de 2013 y la gestión D’Onofrio desde esa fecha hasta el 31 de Agosto de 2014 y los estados contables por el período que abarca ambas gestiones. El otro punto tratado fue el contrato con Publicidad Estática Internacional para la colocación de la nueva pantalla del estadio. Sobre este último punto sólo mencionar que fue aprobado por unanimidad. Realmente surge de mi un análisis que es un contrato beneficioso para el Club y que fue resultado de una comparativa entre diferentes oferentes, como debe ser. 

Me detengo un poco más en el tema de las aprobaciones de las gestiones arriba expresadas y el balance. En nuestro bloque de "Unidos Por River" hubo diferentes votos sobre el balance: algunos decidieron votar en positivo, otros se abstuvieron y otros no apoyar. Todos votamos según nuestra conciencia y en función de las diferentes ponderaciones que le dimos a los aspectos positivos y a los negativos y a partir de un debate interno sano e intercambio de opiniones.

Voy a resumir brevemente los puntos que mencioné en mi discurso. El primer tema tiene que ver con la institucionalidad y allí hice un llamado de atención. La Asamblea Ordinaria debe realizarse por Estatuto en la segunda quincena de Noviembre. En este caso fue postergada, dicha justificación se basó en las dificultades de composición del balance resultante de lo que se habría encontrado (o no encontrado) del final de la gestión anterior. Si bien se avisó con tiempo y se pidió disculpas, esto no debiera ocurrir. Adicionalmente los informes de la Comisión Fiscalizadora llegaron sobre la hora de la Asamblea, por lo que no hubo tiempo para analizarlos en detalle. Tenemos que ser exigentes con el cumplimiento de los temas administrativos y estatutarios así como lo somos con el equipo en la cancha. La exigencia debe estar en todos los niveles porque Somos River

Respecto al balance, está lamentablemente teñido de los últimos meses de la gestión Passarella. El mismo informe de Price en su punto 3 menciona que no se puede concluir sobre la razonabilidad de lo expuesto sobre los gastos y resultados del período entre el 1 de Septiembre y el 17 de Diciembre. Y que esto implica un 23% de los gastos y un 21% de los resultados financieros. Es un agujero a mi entender muy grande ya que lo que pasó en esos meses implica decenas de millones de pesos de aumento del pasivo. Hoy todos los hinchas y socios estamos sufriendo lo heredado: cuando hablamos de que tenemos un plantel corto, cuando familias no puede renovar sus abonos por el aumento de los costos de los mismos, cuando se arancelan actividades o suben sus valores, cuando el equipo de vóley femenino no puede jugar por no pagarse el aporte a la Asociación, cuando los que hacen atletismo no pueden usar la pista por no tener luz, cuando vemos falta de mantenimiento en los quinchos y de bidones de agua en todo el Club. Todas estas medidas son lamentablemente resultado de un ajuste implementado para que el Club no entre en convocatoria. Y como socios e hinchas acompañamos, porque además creemos que esta situación se va a revertir. Pero mientras tanto, quienes generaron el festival de cheques siguen caminando por el Club. Es por esto que solicité ayer en la Asamblea a la Comisión Directiva la suspensión de estos socios. Entiendo el camino tomado mediante la denuncia penal, la apoyo y así lo expresé en la Asamblea correspondiente, pero nuestro Club tiene su Estatuto y debe ser respetado sin excepción. Aquí hubo falencias administrativas – no hablo de penales, eso lo dirá la justicia – que justifican a mi entender la suspensión de estos socios.

Claramente el impacto de determinadas medidas aún no se reflejan en el Balance aprobado. Hay medidas para bajar los costos financieros, pero la realidad es que en este Balance son 120 millones los pesos incurridos por estos costos (impactos de la gestión Passarella). Para que se entienda la magnitud del monto, necesitamos vender 3 Lanzinis para pagar intereses y otros costos financieros (sin que baje la deuda). Y el pasivo total (deuda total) está arriba de los 650 millones de pesos de los cuales 479 millones son exigibles (debiéramos cancelarlos) en el corto plazo. El esfuerzo para refinanciar la deuda, es decir extender su pago en el tiempo, tampoco se refleja en el Balance, ya que las composiciones de pasivo corriente (deuda a pagar en el corto plazo) y no corriente (deuda a pagar en el mediano y largo plazo) son similares a las del balance 2013. La crisis de deuda se mantiene, la situación de deuda de corto plazo sigue gravísima, aunque rescato las medidas y el esfuerzo de Tesorería para intentar revertir la situación. El 2014 ha sido un año de mantenerse a flote, el año 2015, debe ser el de punto de inflexión donde las medidas adoptadas se reflejen y las tendencias en las curvas de la decadencia de los últimos años se reviertan en los números. Confío en ese sentido en el presupuesto que tratamos hace algunos meses, que está elaborado con transparencia, mesura y realismo. Mi voto de confianza está en la ejecución de ese presupuesto. Para revertir la situación, en el 2015 se debe bajar la presión de la carga sobre los socios que han apoyado y mucho, y continuar apelando a ideas innovadoras para la generación de ingresos. Determinadas acciones de marketing, algunas renegociaciones de contratos, iniciativas como Somos River van en el sentido correcto. 

Finalmente, el fútbol ocupa un lugar vital y me voy a referir a este tema. Es impecable la gestión del Fútbol Profesional. Compramos poco, vendimos poco, se achicaron la cantidad de contratos, se trajo un cuerpo técnico que nos ha sorprendido por su calidad, profesionalismo y trabajo en equipo. Y se obtuvieron resultados. Porque cuando se hacen las cosas bien es más fácil obtenerlos. Por supuesto somos hinchas y siempre queremos más. Aunque sea antipático decirlo, pudiendo ser demagogo y reclamar refuerzos y refuerzos, no estamos en condiciones de hacer locuras. Debemos mantener políticas de austeridad en la composición del plantel mientras la crisis de deuda se revierte. El Presidente D’Onofrio se expresó en el mismo sentido en sus palabras al cierre de la Asamblea.

Estoy convencido que al final del año 2015 vamos a votar un balance mejor que éste. El año 2014 ha sido un año de transición. Y ha sido una transición muy buena futbolísticamente, con excelentes logros.

Ya se acerca Nochebuena, ya se acerca Navidad …. y es momento de agradecer por este 2014 a los empleados del Club, a los miembros de Comisiones y Subcomisiones que trabajan desinteresadamente, a los dirigentes y a los directivos que dedican tiempo de sus vidas personales y profesionales, pero fundamentalmente, a los millones de hinchas, y a los miles de Socios que estamos en las malas, en las peores, en las buenas y en las muy buenas apoyando al Club más hermoso del mundo.


¡Felices Fiestas y Feliz 2015 para todos!

Por Pablo Sciolla, representante de socios


Pablo Sciolla tiene 40 años y en Diciembre fue electo como Representante de Socios integrando el frente Unidos por River. Es Ingeniero en Sistemas de Información graduado en la UTN. Actualmente es consultor en el área de Inteligencia de Negocios para grandes empresas. Socio de River desde hace algo más de 20 años. Twitter: @pablofesci

Notas Relacionadas

Rodolfo D'Onofrio 4885064228097123079

¿Quién debería llevar la 10?

Recibí las noticias en tu mail

item